Los cenadores metálicos son estructuras comúnmente usadas para descansar y poder disfrutar de momentos tranquilos con la familia, amigos o simplemente para leer un libro. Además, se han usado como lugar para comer ya que proporciona resguardo y es muy agradable en épocas de primavera o verano.

Su armado es sencillo, pero aunque sea de grandes dimensiones, garantiza la estabilidad necesaria para mantenerse firme.

Si bien existen muchos modelos lo importante son las características que va a tener para poder elegir el material adecuado, ya que varía de acuerdo a la calidad y precio que desee el cliente.

El precio puede variar por ejemplo entre las estructuras fabricadas de aluminio y las de acero inoxidable, además de ciertos acabados o detalles que den estética a la estructura.

Generalmente se opta por los cenadores de metal frente a otros materiales dada a su gran resistencia y elegancia, esto lo hace un material acorde a usos externos, como es el caso de jardines, terrazas o zonas campestres. Para darle un acabado totalmente diferente se puede utilizar pintura del color que desees.

En Prosolnox realizamos la construcción de cenadores metálicos en Vigo, pida presupuesto sin compromiso.

Entre las ventajas con las que cuentan los cenadores metálicos es que no requieren mantenimiento constante porque las condiciones medioambientales no los afecta como a los de madera que normalmente son atacados por insectos y moho, además de que tienen  mucha facilidad de ceder ante la humedad.

Hay cenadores metálicos fijos como los que fuimos mencionando anteriormente que poseen una estructura principal robusta como los cenadores de hierro, y plegables estilo carpa que son realmente ligeros porque están fabricados de aluminio, esto resulta muy conveniente cuando hay que preparar un evento ya que su ligereza y fácil armado hace que en cuestión de minutos podamos contar con una estructura firme. Tanto los fijos como los plegables cumplen la función de proteger del sol y de la lluvia durante el tiempo que se encuentren expuestos a la intemperie y logrando aumentar de manera considerable la superficie cubierta de la vivienda.

Es importante destacar que el precio varía de acuerdo a las medidas que tenga la estructura, además de como hablamos antes, del material, pero lo que realmente eleva el precio son las terminaciones de calidad y ciertos aspectos como los materiales que lo hacen impermeable, como es el caso de lonas para las menos costosas y policarbonato para las más costosas, que no sólo permiten proteger del sol sino también de los rayos UV durante los meses que más calor hace. Los laterales son generalmente usados para los cenadores que se emplazan durante todo el año a la intemperie y principalmente en invierno se suelen utilizar porque conservan el calor.

Los cenadores de metal se pueden clasificar de diversas maneras, en este caso lo haremos por el tipo de material utilizado:

CENADORES DE ALUMINIO: permiten elaborar un espacio muy propicio para ubicar sillas, sillones y mesas de jardín donde se puede juntar amigos y familiares para almuerzos o cenas, lo que esto nos indica que se puede obtener un lugar ideal tanto para días de pleno sol y mucho calor como días de lluvia donde el material impermeable del cenador entra en acción.

La característica principal es que al ser un material totalmente ligero puede montarse y desmontarse sin ningún tipo de problema, puede añadirse peso extra sin que esto sea un problema para su estructura, como es el caso de los cenadores de hierro, ya que el aluminio es muy fuerte y es capaz de resistir cualquier tipo de oxidación.

Son relativamente económicos los cenadores de aluminio por varios motivos, pero el principal es por su materia prima, que en el mercado tiene un valor accesible. Otros factores son el nulo mantenimiento que tienen porque no les afecta el entorno que rodea la estructura, puede pintarse de cualquier tipo de color e incluso hacerlo con laca para que luzca símil madera y se pueden fabricar plegables que son muy útiles cuando de los quiere transportar de un sitio a otro.

Por supuesto que los modelos y estilos de estos cenadores son totalmente adaptables tanto para interior como exterior, soporta cambios de temperaturas y  aguanta las filtraciones que puede provocar la lluvia dejándolo en condiciones malas, ya que se protege con una capa exterior. Se pueden encontrar diseños y fabricaciones modernos y de estilos rústicos de acuerdo al gusto y preferencia de cada persona.

En prosolnox construimos cenadores de aluminio en Vigo. También, pérgolas metálicas en Vigo, pida presupuesto.

CENADORES DE HIERRO: permite embellecer cualquier tipo de jardín porque a su estructura se le puede añadir sin problemas toda clase de enredaderas y plantas con flores creando un ambiente muy agradable y relajado, muy recomendable para disfrutar de una lectura o tomar algo en la tranquilidad del hogar.

Existen 2 tipos de cenadores de hierro, el forjado y el fundido. Las más fabricadas suelen ser las de hierro forjado, que además cuenta con muchos más tipos de diseño en el mercado, ya que son más económicos y duraderos tanto en sus versiones sin soldar como en las que utilizan hierro galvanizado. Se les puede añadir sin problemas aberturas para que pasen caños de cualquier tipo y huecos para poder adornar con plantas.

El hierro forjado es aquel que ha pasado por un tratamiento en caliente para poder trabajarlo y darle la forma adecuada con las herramientas correspondientes. Entre las propiedades que se destacan podemos mencionar la maleabilidad, resistencia y que es muy puro.

El hierro fundido es aquel que se funde mediante tratamiento térmico y luego se vierte en un molde para poder dar forma a la estructura deseada. Entre las propiedades que se destacan podemos mencionar que es un material con una resistencia y una pureza mucho menor que la del forjado, aun así, sigue siendo una estructura muy fuerte.

En cuanto al precio de mercado que tienen uno u otro cenador de hierro, el proceso de fundición es mucho más práctico que el del moldeado por lo que resulta un producto menos costoso porque sus impurezas no llegan al 4%. Es por ello que el hierro forjado al tener una mayor calidad, y dependiendo del diseño que se elija, su precio es aún más elevado.

Las ventajas que presentan los cenadores de hierro frente a los cenadores de aluminio son las siguientes: buen aislante del calor, pues si no tiene ningún tipo de protección en la parte superior y se encuentra expuesto al sol estará más fresco que si se despliega un cenador de aluminio; es más estable, por el peso que tiene es conveniente para espacios donde predominan las corrientes de aire ya que no es necesario agregar ninguna clase de contrapeso para que se mantenga en su posición;  la superficie suele ser muy agradable a la vista pues los poros que se visualizan le dan un detalle totalmente diferente.

En Prosolnox fabricamos todo tipo de cenadores de hierro en Vigo.

CENADORES DE ACERO INOXIDABLE: se utilizan tanto para instalar en el jardín como en la terraza de una vivienda, con una estructura conformada por cables metálicos de gran porte para dar mayor resistencia y soportar de la mejor manera los cambios bruscos de temperatura y las inclemencias climáticas. Hay modelos que difieren en el material que utilizan como puede ser el policarbonato, maya metálica o acero galvanizado, agregándole lugares para ubicar plantas o colocar enredaderas que se ajusten al modelo indicado.

Como mencionamos anteriormente, de acuerdo al modelo que elijamos, será de un material u otro. Si consideramos que es conveniente utilizar policarbonato entonces quiere decir que estamos tratando de garantizar impermeabilidad, aunque llueva de una manera desmedida, distinto es si, por ejemplo, el elegido es de acero adosado a la pared. Los cenadores de acero inoxidable sostienen precios relativamente accesibles y los motivos que hacen que este producto sea ideal para instalar en el jardín o en la terraza es que tiene muy buena resistencia a la humedad y a la corrosión lo que evita que se deteriore la estructura metálica con el paso del tiempo. El mantenimiento de la estructura es considerablemente bueno ya que se mantiene inalterable al paso del tiempo sin importar las condiciones de ambiente.

Esta clase de cenadores son mucho más estables que los de aluminio, por lo que necesitan menos lastre para poder colocar en caso de viento fuerte, pues es muy difícil que la misma se agriete o deteriore como pasa regularmente con materiales típicos como la madera.

Se puede incorporar para mayor seguridad, una serie de refuerzos para darle una estabilidad superior a la estructura, esto no implica daño alguno al producto terminado por lo que se mantienen las propiedades de fábrica intactas gracias al gran porcentaje de carbono que posee el material. Se puede combinar sin problemas con otros materiales como la madera dando un toque estético y de calidad en el detalle.

Algunos accesorios que se pueden incorporar a la estructura del cenador de acero inoxidable pueden ser toldos o cortinas para darle un estilo elegante y diferente.

En Prosolnox realizamos la fabricación de cenadores de acero inoxidable en Vigo.